jueves, 1 de octubre de 2015

El amor ciega y mueve montañas


El amor de forma absoluta puede cambiar a las personas, puede hacerlas mejores o peores, pero en cualquier caso las puede cambiar.

Ya lo dice el refrán "el amor mueve montañas", y después de muchas experiencias, así es.

Puedes tener muy claro cómo eres, hasta que puntos puedes llegar, cuales son tus límites... y sin darte cuenta un día empiezas a franquearlos, a pasar todas las barreras que tú mismo te pusiste... todo se descuadra, y todas las explicaciones te llevan a esa persona.


Puedes creerte el más fuerte, ser tan cabezón que nadie puede cambiar tus convicciones, incluso ceder y pedir perdón no te nace, pero las cosas cambian hasta tal punto que después de muchas discusiones, de que te hagan darte cuenta que existen otros puntos de vista... el punto de inflexión llega. Cambian tus reacciones, tus opiniones pasan a ser más lógicas, razonables o simplemente mejores... ese será el momento en que sepas que el amor te ha cambiado.


No siempre es bueno, desgraciadamente, también te puede provocar ser imprudente, temeroso o incluso cometer errores que te hagan cruzar la línea entre el bien y el mal. Como se suele decir "el amor es ciego", y cuando eliges a una persona que todos consideran mala menos tú, te dejas llevar hacia el lado oscuro e incorrecto por amor.


¿Todo está justificado? el amor lo es todo?.... valen todas las apuestas, la felicidad tiene muchos caminos, al fin y al cabo las emociones son variopintas y sólo uno le puede dar su propio significado.

Lo que sí sé y por lo que apuesto, es que el amor puede cambiarte y puede, si quieres, hacerte mejor.





Por los cambios positivos, por ti.


No hay comentarios:

Publicar un comentario